1 DE MAYO: DÍA MUNDIAL DEL ASMA

El riesgo de padecer asma es 4 veces mayor entre los fumadores

La prevalencia y el impacto del asma están incrementándose de manera notable en las regiones urbanizadas debido a factores ambientales y a cambios en el estilo de vida. 

Con motivo del Día Mundial del Asma, que este año se celebra el 1 de mayo, Chiesi y la Unidad de Asma del Servicio de Neumología del Hospital Dr. Peset de Valencia han organizado una serie de actividades informativas para dar a conocer la enfermedad así como su relación con el tabaco. El asma es una de las enfermedades respiratorias crónicas más prevalentes (afecta al 5 % de adultos y hasta al 10 % de la población infantil en España) y su prevalencia e impacto están incrementándose de manera notable en las regiones urbanizadas debido a factores ambientales y a cambios en el estilo de vida.

El 30 de abril, el Hospital Dr. Peset ofrecerá información sobre el asma a todas aquellas personas interesadas que acudan al hall del centro hospitalario. “Hemos enfocado la actividad en lo importante que es cuidar el aire que respiramos y en no ser fumadores activos ni pasivos”, explica la Dra. Eva Martínez Moragon, Jefe de Servicio de Neumología y responsable de la Unidad de Asma del Hospital Universitario Dr.Peset. “Los asistentes podrán informase de cualquier aspecto del asma y su tratamiento, se podrán hacer espirometrías y medir el óxido nítrico en aire exhalado (ambas pruebas diagnóstica del asma) y si además son fumadores se podrán hacer también cooximetrías, indica la Dra. Moragon.

“Es muy importante luchar contra la exposición al tabaco y que los adolescentes no empiecen a fumar puesto que el riesgo relativo de desarrollar asma es 3,9 veces mayor en los fumadores, en comparación con los no fumadores", alerta la experta. “El tabaquismo materno, tanto durante el embarazo como después del nacimiento, tiene consecuencias sobre el riesgo de padecer sibilancias o asma durante la infancia mientras que el tabaquismo pasivo y por supuesto el activo favorece el desarrollo del asma tanto en adolescentes como en adultos”, explica la Dra. Moragon.

Además de ser un factor de riesgo en el desarrollo del asma, el tabaco perjudica la evolución de la enfermedad. “En l os asmáticos que siguen fumando es más frecuente que tengan síntomas a pesar del tratamiento, peor control clínico, que sufran más agudizaciones y que tengan un asma más grave, con una pérdida acelerada de la función pulmonar. La magnitud del problema es amplia, pues hasta el 20- 5 % de asmáticos son fumadores en algunas series”, advierte la doctora del Hospital Universitario Dr. Peset.  

Síntomas y diagnóstico del asma

El asma es una enfermedad pulmonar que causa dificultad para respirar. “Sus principales síntomas son tos seca, opresión torácica, dificultad para respirar y ruidos en el pecho (sibilantes) de predominio por la noche y a primera hora de la mañana” , explica la Dra. Moragon. Cuando se presentan estos síntomas, se procede a la realización de pruebas diagnósticas. En primer lugar se realiza una espirometría, que “demuestra que existe obstrucción ventilatoria”, señala la doctora. “También puede diagnosticarse mediante la medición de óxido nítrico en aire exhalado”, añade. Quienes lo deseen podrán someterse gratuitamente a ambas pruebas en el marco de la actividad informativa de Chiesi y el Hospital Universitario Dr. Peset.  

El asma afecta a 334 millones de personas y es ya uno de los trastornos crónicos más frecuentes a nivel mundial. De continuar con el actual crecimiento poblacional, en el año 2025 el número de personas con asma aumentará en 100 millones, convirtiéndose en la enfermedad crónica más prevalente de la infancia y suponiendo una de las principales causas de los costes sanitarios.