">

En la hidratación entran en juego alimentos y bebidas de todo tipo, no solo agua

El European Hydration Institute, fundación que promueve la hidratación humana e investiga sus efectos para la salud, el bienestar y el rendimiento físico y cognitivo, destaca que una hidratación adecuada del organismo es un requisito para la salud y es esencial para la vida misma. No en vano, la hidratación es el pilar fundamental de funciones fisiológicas básicas, como la regulación de la tensión arterial y la temperatura corporal, la hidratación y la digestión.

Así que recuerda: para mantener un nivel de hidratación adecuado y un buen estado de salud es esencial reponer las pérdidas de agua y de sales mediante los alimentos y las bebidas. De hecho, se calcula que de la cantidad total de agua que requiere el cuerpo, un 20-30% proviene de los alimentos y un 70-80% de bebidas de todo tipo, no sólo agua; unas cifras que pueden variar significativamente según la alimentación diaria que cada cual escoja.

Y aunque muchas personas creen que solo el agua hidrata, nada más lejos de la realidad. El European Hydration Institute subraya la importancia de recurrir a bebidas variadas para disfrutar de un adecuado nivel de hidratación. Y es que, muchas bebidas que consumimos habitualmente, como los zumos, la leche, los refrescos, el café y el té, contienen más de un 85% de agua, por lo que constituyen una importante fuente de hidratación en nuestra alimentación diaria de la que no deberíamos prescindir. Con variedad de bebidas, además la dieta se puede enriquecer con más micronutrientes, como vitaminas, antioxidantes y electrolitos, que cuidan nuestra salud. Es más, según un estudio realizado a deportistas mientras corrían sobre una cinta, tener a disposición variedad de bebidas incrementa la ingesta hasta un 50% que si solo se dispone de agua.

Una curiosidad: además de la sed, la costumbre y el hábito son importantes para determinar qué y cuándo se debe beber. De hecho, cuando escogemos una bebida, lo hacemos por motivos muy distintos: por ejemplo, cuando se está cansado se opta por una bebida con cafeína; después del ejercicio, por una bebida deportiva; los zumos se eligen por sus vitaminas y nutrientes, etc. Además, un sabor agradable es la principal razón por la que muchas personas eligen beber refrescos, leche, o café en vez de agua.