">

Por un tratamiento contra la tuberculosis para todos

En España, la tuberculosis sigue siendo uno de los principales problemas de salud pública

"Cada año, 9 millones de personas caen enfermas de tuberculosis, pero 3 millones no reciben la atención que necesitan: ayúdenos a llegar a ellas". Este es el argumento elegido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para celebrar este año el Día Mundial de la Tuberculosis (TB) bajo el lema "Atender a los 3 millones": encontrarlos, tratarlos y curarlos es, pues, el objetivo que se plantea esta edición y al que se suma la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS), que ya lo reivindicaba en su creación.

Esta red civil, presentada en sociedad a finales de mayo del año pasado, reitera además la necesidad de establecer un Plan Nacional de Prevención y Control de esta 'enfermedad olvidada, epidemia de injusticia', y alerta del riesgo de no garantizar la universalidad de un Sistema Nacional de Salud que debería además financiar –para todos- la detección, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de esta enfermedad infecciosa que califican de paradigma de enfermedad social. Y los datos demuestran que no es para menos.

Retos pendientes

La OMS reconoce que "los progresos realizados hacia la consecución de las metas mundiales de reducción del número de casos y de muertes por esta enfermedad han sido impresionantes: la mortalidad mundial de la tuberculosis ha disminuido en un 45% desde 1990, y su incidencia también se está reduciendo. Los nuevos instrumentos, como las pruebas diagnósticas rápidas, están ayudando a transformar la respuesta a la enfermedad, y se están introduciendo nuevos fármacos que pueden salvar la vida a los pacientes".

Pero no se olvida de señalar que "la carga mundial sigue siendo enorme y quedan importantes retos por superar: se calcula que en 2012 hubo 8,6 millones de nuevos casos de tuberculosis y 1,3 millones de muertes por esta causa; más del 95% de esas muertes se producen en los países de ingresos bajos y medios (las comunidades pobres y los grupos vulnerables son los más afectados, aunque esta enfermedad transmitida por vía respiratoria supone un riesgo para todos); la tuberculosis se encuentra entre las tres principales causas de muerte en mujeres de 15 a 44 años y se calcula que en 2012 hubo 500.000 casos en niños, 74.000 de ellos mortales".

Entre los retos, la OMS recuerda que además de los tres millones de personas enfermas de tuberculosis y desatendidas por los sistemas de salud está la lentitud de los progresos en la lucha contra la TB multirresistente: 3 de cada 4 casos de TB-MR quedan sin diagnosticar, y cerca de 16.000 de los casos de TB-MR notificados a la OMS en 2012 no recibieron tratamiento, según datos de la propia organización.

Radiografía de la tuberculosis en España

La Red TBS quiere recordar asimismo que en España, la tuberculosis sigue siendo en la actualidad uno de los principales problemas de salud pública: las tasas de incidencia son superiores a las del resto de países desarrollados y sin embargo existen comunidades autónomas que nunca han implementado un programa básico de prevención y control de esta enfermedad.

En las grandes ciudades, como Madrid y Barcelona, en torno al 50% de los casos de tuberculosis se producen en población inmigrada, un colectivo con el que, para los profesionales de la Red TBS, se está produciendo una auténtica exclusión social y se vulneran los principios básicos del Sistema Nacional de Salud de equidad, accesibilidad y universalidad.

Ya hace décadas que los expertos, y también las sociedades científicas, vienen reclamando un Plan Nacional de Prevención y Control de la TB. La Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad recuerda hoy de nuevo esta necesidad y hace un llamamiento a los políticos para que esta enfermedad sea por fin tenida en cuenta como se merece y se lleven a cabo las acciones que permitan, con el apoyo de todos, hacerle frente. Así quizá con el tiempo se consiga erradicar.