">

El alcohol está detrás de casi la mitad de los ingresos por politraumatismos graves

Varios estudios constatan además la relación existente entre la pérdida de empleo y el consumo excesivo de alcohol, así como con la adicción a las drogas.

Una investigación llevada a cabo por el equipo de enfermería del Hospital Clínic de Barcelona demuestra que el consumo de drogas y alcohol está directamente relacionado con los ingresos hospitalarios por politraumatismo grave, según explicó la enfermera responsable del estudio, Teresa Echeverría, en la VII Jornada de Actualización en Toxicología, organizada por el Clínic y Área Científica Menarini.

La investigación, realizada entre julio de 2010 y junio de 2011, hizo un seguimiento de los 290 pacientes derivados al Área de Reanimación de Urgencias del Hospital, donde se atienden los pacientes más críticos. En el 44 por ciento de las muestras analizadas se detectó la presencia de alcohol etílico y el 19 por ciento había consumido algún tipo de drogas.

"Una de las conclusiones de la investigación es que la edad media de los accidentados por politraumatismo grave es muy baja (38 años) y que en el 95 por ciento no tienen historial clínico previo", señala Teresa Echeverría. "En casi ninguno de los casos conseguimos obtener información de los antecedentes de estos pacientes a través de sus familiares", añade. El servicio de Enfermería del Clínic se decidió a realizar este estudio para "tener evidencias científicas de una realidad que nadie pone en duda y que supone el mayor factor de riesgo de estos accidentes", concluye.

Un estudio del departamento de Ciencias Clínicas de la Universidad de Lund (Suecia) publicado hace un mes demuestra que la intoxicación por alcohol es la primera causa de atención en urgencias por caídas y que "la gravedad de la lesión está directamente relacionada con el nivel de alcoholismo en sangre", según los autores.

Consumo de riesgo y desempleo

Por otro lado, varios estudios publicados en 2011 constatan la relación existente entre la pérdida de empleo y el consumo excesivo de alcohol, así como con la adicción a las drogas. Un trabajo publicado por el Instituto de Salud Pública de la Universidad de Copenhague publicado en la revista European Journal of Public Health señala que el abuso de alcohol está vinculado directamente con la pérdida del trabajo y con una situación de desempleo prolongada, así como "con la ruptura de una relación sentimental", según los autores.

Otro estudio del Instituto de Ciencias Aplicadas de la Universidad de Frankfurt publicado en el Current Drug Abuse Reviews reseña que "el consumo peligroso de alcohol es más frecuente entre los desempleados, así como el tabaquismo y el consumo de drogas". Otra de las conclusiones es que "el uso de estas sustancias aumenta la probabilidad de perder el puesto de trabajo. Igualmente, reduce las opciones de encontrar y mantener el empleo".

Después del alcohol, las drogas se convierten en un importante factor asociado a la génesis de estos politraumatismos, con los opiáceos y la cocaína ocupando un lugar destacado. Aunque en ocasiones el análisis de laboratorio no revela qué sustancia específica han consumido los pacientes analizados, el jefe de Toxicología del Clínic, el doctor Santiago Nogué, afirma que "la cocaína y las drogas de diseño están ganando terreno frente a otras sustancias en los últimos años". La valoración neurológica de estos pacientes es más compleja, lo que dificulta la decisión en torno al tratamiento adecuado, señala.