Cómo sobrevivir a los menús navideños y no morir en el intento

Según un estudio del Grupo NC Salud los hombres tienden a engordar una media de 4.3 kilos y las mujeres 1.8.

Si por algo se caracteriza la Navidad es por la disminución de actividad física, el aumento de la cantidad de alimentos ingeridos y, como no, el consumo de alcohol en cantidades elevadas. Reunirnos con nuestros seres queridos alrededor de una mesa hace que nos olvidemos de cuidar nuestra dieta, y como consecuencia de ello, de nuestra salud. Según un estudio de Grupo NC Salud los españoles tendemos aumentar nuestro peso entre 2 y 5 kilos durante las fiestas de navidad; una media de 4.3 kilos los hombres, y 1.8 kilos, las mujeres.

Para que los excesos navideños no pasen factura, Super Premium Diet, empresa especializada en asesoramiento nutricional en las farmacias de nuestro país, perteneciente al Grupo NC Salud, ha elaborado una serie de recomendaciones para evitar que el peso sufra modificaciones durante este periodo vacacional.

Uno de los grandes errores en nuestra alimentación en estas fechas es suprimir comidas, considerando que se ha ingerido demasiado alimento. Esta tendencia no evita el aumento de peso, sino todo lo contrario, la siguiente comida se hará más copiosa, lo que provoca que el organismo segregue una dosis de insulina mayor, lo que se traduce en una hiperglucemia que genera un aumento de peso.

Según Marta Gámez, Directora Técnica de Grupo NC Salud, “debemos olvidarnos de este falso mito”, además aconseja que “los días entre festivo y festivo, realicemos una dieta más depurativa, donde primen alimentos détox o diuréticos, como las alcachofas, los espárragos, las setas, etc.”.

Otra de las recomendaciones es hacer las comidas más ligeras, de raciones más pequeñas, y si es posible, sustituir determinados alimentos de nuestro menú navideño, como algunas carnes, que contienen más cantidad de grasa, por alimentos más ligeros como pescados o pavo; y crear un menú sabroso y equilibrado como el propuesto por el chef de Super Premium Diet, Pablo Cáceres compuesto por un carpaccio de salmón con mostaza, un solomillo de pavo con naranja y granada, y una trampantojo de frutas y yogur.

En estas fechas es inevitable consumir un mayor número de dulces, turrones, mazapanes o roscones que aumentan el nivel calórico de las comidas. Para compensar estos excesos se puede optar por complementos nutricionales como HC Gras, que ayuda a bloquear las calorías que provienen de los hidratos de carbono y de grasas y reducir así la absorción de calorías.

Aumentar la ingesta de fibra en el menú diario es otra de las claves, ya que ayuda a no absorber parte de la grasa ingerida en otras comidas y proporciona sensación de saciedad. Consumir pan integral, verduras, legumbres y frutas con piel durante estos días hace que se cuide la alimentación y evita aumentar de peso.

Por otro lado, el ambiente festivo, las reuniones familiares, los compromisos con los amigos, cenas de trabajo y otras actividades de ocio frecuentes durante este periodo, incitan a un mayor consumo de bebidas alcohólicas. Este  tipo de bebidas hacen que aumenten la ingesta de las llamadas calorías vacías, lo que produce un aumento de peso sin aportar ningún tipo de nutriente al organismo.

Además de estos consejos relacionados con la alimentación no se debe olvidar que es muy importante mantener una rutina de ejercicio diaria, algo que se suele dejar de lado durante las fiestas. Caminar media hora diaria ayuda a reducir calorías, bajar de peso y a mantener una buena salud cardiovascular.

Desprenderse de los kilos ganados durante la Navidad llevará entre uno y dos meses y medio. La ayuda de un experto nutricional es fundamental para poder crear una rutina alimentaria adaptada a cada persona y lograr con éxito recuperar el peso.