">

21 DE JUNIO: DÍA INTERNACIONAL DEL YOGA

La profunda conexión entre el yoga y la salud mental

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce el yoga como una práctica adicional beneficiosa, para mejorar la calidad de vida y el bienestar personal, gracias a sus efectos positivos en la salud.

 

Yoga
Postura Sirsasana, que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo a la cabeza y al corazón

El ritmo frenético y las constantes exigencias marcan nuestro día a día y encontrar un equilibrio entre la salud física y mental se ha convertido en una prioridad. El yoga, una práctica ancestral originada en la India, ha emergido como una solución integral para abordar estas necesidades contemporáneas.

“Hoy en día somos mucho más conscientes de la importancia de priorizar nuestra salud física y mental y nuestro bienestar. El boom del yoga se genera porque, ofrece una combinación única de ejercicio físico, relajación mental y conexión espiritual. En un mundo acelerado y estresante, las personas buscan métodos para encontrar equilibrio y bienestar integral. El yoga no solo mejora la flexibilidad, movilidad y la fuerza, sino que también, reduce el estrés, mejora la concentración y fomenta un estilo de vida saludable y te conecta con otros como parte de una comunidad” explica Marisa Wic, socio fundadora y profesora de numen yoga estudio.

Principales beneficios del yoga:

 

Reducción del estrés: El estrés es una respuesta natural del cuerpo ante situaciones desafiantes, pero el estrés crónico puede tener efectos negativos en la salud mental y física. El yoga ayuda a reducir el estrés al promover la relajación y disminuir los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Técnicas como la respiración profunda y la meditación ayudan a calmar el sistema nervioso, promoviendo un estado de tranquilidad.

- Mejora de la concentración y la claridad mental: El yoga incluye prácticas de meditación y atención plena que entrenan la mente para estar presente en el momento. Esto mejora la capacidad de concentración y la claridad mental, permitiendo a los individuos gestionar mejor sus pensamientos y emociones. La práctica regular del yoga puede ayudar a mejorar la memoria y la capacidad de toma de decisiones.

- Alivio de la ansiedad: La ansiedad es una de las condiciones de salud mental más comunes, afectando a millones de personas en todo el mundo. El yoga ofrece herramientas para gestionar la ansiedad, como la respiración consciente y las posturas relajantes. Estas prácticas ayudan a reducir los síntomas de ansiedad y a promover una sensación de calma y bienestar.

Mejora del sueño: El insomnio y otros problemas de sueño son comunes en nuestra sociedad moderna. El yoga puede mejorar la calidad del sueño al promover la relajación y reducir el estrés. Practicar yoga antes de acostarse puede ayudar a calmar la mente y preparar el cuerpo para un sueño reparador.

Fortalecimiento de la autoestima y la autoaceptación: El yoga fomenta la autoexploración y la aceptación de uno mismo. A través de la práctica regular, las personas pueden desarrollar una mayor comprensión y aprecio por su cuerpo y su mente. Esto puede llevar a una mejora en la autoestima y una mayor autoaceptación.

Conexión social y apoyo comunitario: Practicar yoga en grupo puede proporcionar una sensación de pertenencia y apoyo comunitario. Esta conexión social es vital para la salud mental, ya que ayuda a combatir la soledad y proporciona un entorno de apoyo y comprensión mutua.

 

“Nuestras clases de yoga están diseñadas para ayudarte a alcanzar un equilibrio físico, mental y emocional. A través de la práctica regular, puedes esperar mejorar tu flexibilidad, fortalecer tus músculos, reducir el estrés y la ansiedad, y aumentar tu confianza y autoestima” cuenta Marisa Wic.

La experta continúa explicando la gran variedad de estilos que tiene el yoga, cada uno con su enfoque único y conjunto de beneficios. En numen apuestan por vinyasa yoga, que es meditación en movimiento, una práctica dinámica que sincroniza la respiración con una serie de posturas (asanas) en un flujo continuo y fluido con un enfoque contemporáneo y adaptado al día de hoy.

“Después de comenzar a practicar yoga, experimentamos una mayor paz interior, mejor manejo del estrés y un sentido renovado de propósito. El yoga no solo fortalece y flexibiliza el cuerpo, también cultiva una mente tranquila y resiliente. Te enseña a estar presente, a vivir cada momento con mayor atención y gratitud, ayudándote a enfrentar los desafíos con una actitud más serena y equilibrada. Para muchos, el yoga marca el inicio de un camino hacia el autoconocimiento y la autoaceptacióndescubriendo nuevas capacidades y formas de ser, llevándote a un estado de bienestar integral y una conexión más profunda con tu verdadero yo” concluye Marisa.